Proceso

1. Recepción
Todos los materiales que son recibidos son inspeccionados para su correcto colgado, drenaje, respiración y tratamiento. Debe estar libre de lacas y pinturas. De existir algún inconveniente se coordina la solución en conjunto con el cliente.
2. Desengrase
Se sumergen las piezas en una solución alcalina y/o acida para eliminar residuos de grasas y aceites provenientes del proceso de fabricación.
3. Decapado
Las piezas son sumergidas en soluciones de ácido clorhídrico preparadas con aditivos inhibidores de ataque y formadores de neblinas para proteger el medio ambiente. En este proceso se elimina el óxido de los materiales.
4. Fluxado
La inmersión de las piezas en esta etapa favorece la correcta galvanización.
5. Secado
En esta etapa se deben secar las piezas (elimina el agua) para poder realizar una correcta galvanización posterior.
6. Galvanizado
Se sumergen las piezas en un baño de zinc fundido a 450ºC.
7. Centrifugado
Las piezas de menor tamaño son centrifugadas para eliminar los excesos de zinc.
8. Control de Calidad
En esta etapa se realiza un control visual de las piezas, se eliminan las imperfecciones y se verifica el espesor y uniformidad de la capa de zinc.